Plataforma de Streaming vs. Plataforma de Eventos

Plataforma de Streaming vs. Plataforma de Eventos

¿ Por qué un proveedor de streaming no es una herramienta de eventos virtuales?

COVID-19. Se ha apoderado de nuestras vidas, nuestros trabajos y nuestros eventos. En este punto, el polvo se ha asentado y los nuevos hábitos se están convirtiendo en la norma. Desinfectas tus comestibles, usas una mascarilla, y participas en un incontable número de reuniones virtuales al día. Has tenido que cancelar tu evento en vivo y ahora te enfrentas a averiguar cómo convertir dicho evento en virtual. No hay problema, ¿verdad? Preparemos esa reunión de Zoom y… espera. ¿No es así como se llevan a cabo las reuniones 1:1, las reuniones de equipo y las conversaciones con los clientes?

Esto no es sólo una reunión. Es un evento completo.

¿Cómo puede un evento completo tener éxito funcionando simplemente con la misma “herramienta de transmisión” que las reuniones diarias?

Reuniones vs. Eventos virtuales

Volvamos a lo básico por un minuto. ¿Cuál es la diferencia entre una reunión y un evento? Cuando la gente asiste a una reunión suele haber un único objetivo: discutir un tema que puede necesitar ciertas acciones de seguimiento. Los medios para facilitar una reunión son sencillos: montar una sala de Zoom y enviar una invitación. Mientras puedas ver, oír y hablar todo está bien.

¿Qué hay de un evento? Un evento, por otro lado, es una reunión de varias personas, ideas y metodologías que permiten el crecimiento y desarrollo de un producto, servicio o industria. Hay mucho más que una simple discusión o presentación. Un evento necesita interacción, compromiso (engagement). Entonces, ¿cómo puede ese mismo proveedor de streaming que utiliza para las reuniones semanales de equipo transformar mágicamente su reunión en un evento?

En pocas palabras, no lo hará.

Los eventos virtuales no son reuniones

Los eventos virtuales no son, y no deben ser tratados como una simple reunión. El proveedor de streaming que utiliza es simplemente el catalizador de la conexión, un medio para conseguir que la gente se vea, oiga y hable entre sí (y hay un montón de opciones ahí fuera para elegir). La experiencia del asistente, ya sea que éste sea un participante, un patrocinador o un proveedor de contenido, todos deben participar activamente desde antes del evento hasta el seguimiento después del mismo.

La experiencia y el nivel de compromiso (engagement) de sus asistentes, oradores y patrocinadores es la diferencia entre una simple reunión y un evento valioso y rico en contenido. Debe concentrarse en asegurar que la marca de su compañía esté al frente y en el centro, desde las invitaciones y las campañas de marketing previas al evento hasta la página del día del evento. Las sesiones virtuales deben ser fáciles de navegar y de acceder y las instrucciones claras son cruciales. Y a diferencia de una reunión, el seguimiento después de su evento virtual debe ser minucioso y lleno de valor añadido.

Hay mucho más en la creación de un evento virtual exitoso que sólo el proveedor de streaming. Aunque es importante, esa herramienta es simplemente el catalizador de la imagen más amplia de su evento.

Se debe usar una plataforma que sirva de extremo a extremo que destaque la imagen de marca del organizador del evento, que permita hacer una web del evento, llevar el registro, fomentar la participación, que las interacciones ocurran fácilmente sin descargas tediosas de componentes de software y que luego que termine el evento no desaparezca sin dejar rastro como las reuniones o Webinars de las plataformas de streaming sino que tengas una web, una App algo para recurrir y descargar contenido o simplemente acceder nuevamente a las sesiones que han sido grabadas.

Si necesitas ayuda con tus eventos virtuales más allá de una plataforma de streaming , por favor contacta con Orquidea Technology Group y podremos ayudarte.