Gamificación. Desde luego es una palabra que suena rara. De hecho, podemos asociarla más a cosas que hacíamos cuando éramos pequeños.

¿Significa esto que los eventos deberían hacer uso del Monopoly, el poker o el solitario?

No exactamente, pero sí implica la educación y el aprendizaje que los juegos conllevan. La gamificación es una tendencia que está creciendo entre empresas y eventos  con el objetivo de aumentar el compromiso del consumidor y el empleado.

 

Técnicas de gamificación

¿Qué siginifca Gamificación?

Como su nombre bien indica, gamificación viene de la palabra “juego”. Según Ralph Koster, escritor de La teoría de la Diversión, un juego “es un sistema donde los jugadores se comprometen a retos abstractos, definidos por reglas, interactividad y feedback”. Esto causa además una reacción emocional en el participante.

Karl Kapp, profesor de Tecnología Educativa en la Universidad de Bloomsburg, toma esta definición y va más allá, enumerando nueve elementos que definen la gamificación:

 

1- Sistema

Un conjunto de elementos integrados dentro del juego. Todo funciona por medio de un sistema que está conectado. Cada parte del juego afecta al resto. Las puntuaciones están vinculadas a las acciones y comportamientos de los asistentes y las reglas del juego limitan dichas acciones y comportamientos.

 

2- Jugadores

La gente interacciona con el contenido del juego o con el resto de gente que esté jugando. El mero acto de participar tiene el objetivo de aprender, y ese es uno de los objetivos de los eventos.

 

3- Abstracto

De manera abstracta, los juegos suelen imitar la realidad. Tienen lugar en un mundo ficticio que permite el fracaso sin las consecuencias de la vida real. Nadie sale herido ni se provocan daños por el juego. Es una experiencia ficticia que toma el mundo real como base.

 

4- Retos

Todos los jugadores tratan de alcanzar un objetivo. Estos retos requieren un grado de dificultad sin el cual el juego perdería su atractivo y se volvería aburrido.

 

5- Reglas

Las reglas distinguen los parámetros del juego. Definen el desarrollo del juego, cómo ganar y lo que es justo y no.

 

6- Interactividad

Los jugadores intertactúan con otros jugadores, con el contenido del juego y con su sistema. Es la interacción lo que hace que el juego avance y se mantenga con vida.

 

7- Feedback

Este es un elemento clave para todos los juegos. Por medio de la gamificación los asistentes a los eventos reciben un feedback  claro, conciso y directo sobre sus estrategias. Esto les permite hacer varios cambios y correcciones basadas en feedbacks, tanto positivos como negativos. Ese feedback es una herramienta fundamental para el aprendizaje y que muchas veces está ausente en los eventos.

 

8- Resultados cuantificables

Una puntuación o un nivel alcanzado definen el resultado final de un juego. Esto les diferencia a unos de otros y les permite saber en qué puesto se encuentran.

 

9- Una reacción emocional

Los juegos conllevan emociones. Todos hemos experimentado el orgullo de ganar y la agonía de la derrota, y hemos aprendido tanto de uno como del otro.

 

Combinación de los elementos

La suma de todos estos elementos es mayor que cada una de sus partes individuales y la combinación de todas puede crear un juego ideal para los eventos.

Como bien dijo Kapp, “Un jugador se ve atrapado en el juego debido a que el feedback instantáneo y la constante interacción se relacionan con el desafío del juego. Se define por las reglas y todo el trabajo se desenvuelve dentro del sistema para provocar una reacción emocional y, finalmente, terminar en un resultado cuantificable dentro de una abstracta versión de la realidad”.

 

Aumentar el compromiso

Con todos estos datos podemos hacernos una idea de cómo integrar el juego en los eventos.

Si queremos que la gente sienta interés y se involucre con el objetivo planeado para nuestro evento debemos tener en cuenta todas estas variables, creando unidad y haciendo que todos los asistentes vayan en la misma dirección.

Podremos crear juegos divertidos y competitivos para que el usuario, siempre de manera “sana”, luche por conseguir la victoria y crear un vínculo con el evento. Ellos lo recordarán de manera positiva y su implicación y opiniones nos servirán para mejorar en el futuro.

El asistente es uno de los pilares fundamentales en los eventos, debemos hacerle sentir cómodo y hacerle participar, debe sentirse tan importante como de verdad es.

 

Fuente: Velvet Chainsaw