Eventos virtuales: ¿qué se puede hacer para monetizarlos? 

monetizar eventos virtuales

Eventos virtuales: ¿qué se puede hacer para monetizarlos? 

Con el aumento del teletrabajo, es importante optimizar la fuerza de trabajo y mantener el nivel habitual, lo que ha sido complicado esta temporada. Pero como la necesidad siempre genera oportunidades, se ha demostrado que el trabajo a distancia ha empezado a resultar muy popular, igual que los eventos virtuales: ¿qué se puede hacer para monetizarlos? 

Un área claramente afectada por el aumento del trabajo a distancia y la transformación digital es la del marketing de eventoya que con las medidas de distanciamiento social que se aplicarán durante algún tiempo, nuestra capacidad para organizar estos eventos se verá obviamente severamente restringida. Una vez más, sin embargo, los organizadores han demostrado ser notablemente innovadores, e incluso si no podemos estar juntos en persona todavía, hay otras maneras en las que podemos conectar y colaborar. El auge de la tecnología, como las comunicaciones unificadas, ha contribuido a ello.  

Los eventos virtuales son un ejemplo de una “nueva normalidad”. Permiten a los usuarios – ya sean líderes de opinión, profesionales, clientes o simplemente personas no profesionales que se interesan – unirse a los eventos digitalmente desde su casa (o dondequiera que estén en ese momento). 

No son un sustituto completo de los eventos presenciales, por supuesto, pero los eventos virtuales han demostrado ser una gran manera de promover tanto los productos como las ideas y así, también son potencialmente un útil generador de beneficio financiero también. Entonces hemos pensado un poco en el tema y veremos seis consejos para monetizar los eventos: 

1. La gente pagará por las opiniones de los expertos

La gente estará dispuesta a pagar el dinero ganado con esfuerzo si, a cambio, van a obtener el tipo de conocimientos especializados que sólo los verdaderos líderes de pensamiento pueden darles. Si has logrado conseguir algunos de los mejores oradores para su evento, es totalmente razonable que cobres una cuota de entrada a cambio.  

Después de todo, hay todo tipo de información en Internet, alguna buena y otra mala, y la experiencia real no es barata. Estos eventos cuestan dinero, incluso cuando se organizan virtualmente. Tendrás que asegurarte de que ofreces una verdadera relación calidad-precio. Si el evento no se ajusta a la tarifa que estás cobrando, verás que la gente simplemente se lleva su dinero a otra parte. 

2. Piensa en formas adicionales de agregar valor

Hemos establecido que un buen equipo de ponentes expertos es imprescindible para tu evento virtual y es perfectamente justo cobrar por sus conocimientos. Sin embargo, recuerda la importancia de la relación calidad-precio. Si se va a cobrar, vale la pena ir más allá y encontrar formas adicionales de proporcionar a los asistentes un plus por su dinero.  

¿Qué tal una bolsa de regalos virtual? Estas son habituales en los eventos de la vida real, como todos sabemos, pero sus equivalentes virtuales también pueden ser muy buena idea. Piensa en lo que podrías incluir: descuentos o pruebas gratuitas de ciertos productos y servicios, o tal vez estudios de casos y cursos en línea. 

3. Red virtual de networking 

Una de las cosas más importantes sobre el marketing en persona y los eventos de la industria es que proporcionan la oportunidad de conocer y escuchar a otras personas que trabajan en la misma industria. En otras palabras, son oportunidades para establecer contactos, para hacer networking 

Cuando estás en un evento de la vida real, puedes deambular y entablar conversaciones con la gente; algo que es bastante más complicado cuando se trata de eventos virtuales. Pero la belleza de lo virtual es que puede reunir a una variedad aún mayor de personas de todo el mundo.  

Así que, ¿por qué no usar esto en su beneficio y en el de sus asistentes? Considere la posibilidad de organizar sesiones de networking virtuales, por las que se puede cobrar una modesta cuota. Esto es algo que le interesaría a mucha gente. 

4. Ofrece acceso a sesiones individuales así como a conferencias enteras 

Probablemente ya lo sepas por tu propia experiencia en conferencias, pero a menudo puede haber mucho que asimilar en el transcurso de un evento completo. Muchos, si no la mayoría, nos encontramos entrando y saliendo de ellas. Elegimos concentrarnos en algunos de los temas más relevantes o interesantes en lugar de tratar de prestar atención a cada detalle, de principio a fin. 

Considere la posibilidad de ofrecer a los asistentes la opción de pagar por las sesiones individuales en lugar de hacer que todos paguen por el acceso a la totalidad. Esto les da una mayor flexibilidad y puede ayudarle a obtener ingresos adicionales de personas que de otra manera serían reacias a pagar por una conferencia completa. 

5. Cargo por los talleres VIP

Ya hemos discutido la importancia de tener un verdadero experto entre los ponentes de tu evento, y cómo esto es algo por lo que mucha gente pagará un buen dinero. Con eso en mente, ¿por qué no organizar talleres VIP y preguntas y respuestas por los que la gente pueda pagar extra?  

Esto dará a los asistentes la oportunidad de hacer sus propias preguntas y obtener una experiencia única e íntima de los mayores atractivos de su evento. 

6. Cobrar por el contenido después del evento

Otra gran cosa de los eventos virtuales es que pueden seguir proporcionando ingresos incluso una vez que el evento en sí ha terminado. Piénsalo: durante la duración de tu evento, habrás creado una gran cantidad de contenido absolutamente valioso. Y cuando creas presentaciones, quieres que la mayor cantidad de gente posible las vea.  

Así que, ¿por qué no ofrecer la oportunidad de acceder a este contenido en un momento que sea conveniente para ellos? Por supuesto, si vas a hacer esto, entonces necesitas tener confianza en el contenido que le estás proporcionando a la gente. Debe ser útil, perspicaz y lleno de ideas y observaciones emocionantes, inteligentes y reveladoras. 

Para acabar, podríamos concluir que como se decía al principio los eventos virtuales son ahora mismo un claro ejemplo de la “nueva normalidad” y como tal, debemos adaptarlos a nuestra vida para que sigan siendo una fuente de beneficios tanto intangibles como tangibles. Por lo tanto es importante contar siempre con los mejores proveedores de tecnología, como Orquidea Technology Group, para hacer que estos eventos se hagan realidad de la mejor manera posible. 

Artículo traducido de Swoogo.