Marketing

No todos los eventos son iguales, una realidad que se basa en las decisiones sobre qué formato de evento se adapta mejor a los objetivos que se pretenden alcanzar. Para determinarlo, dependemos de una comprensión profunda de lo que ofrece cada formato para poder analizar con precisión el dilema del formato a la hora de dar a conocer la marca a través de un evento.

Los eventos presenciales siempre tendrán el atractivo de un entorno más personal para el establecimiento de contactos, por no mencionar que ofrecen una mayor oportunidad para las experiencias multisensoriales. Sin embargo, también implican mayores inversiones y compromisos por parte de todos los participantes. Además, los formatos virtuales tienen sus propias ventajas: tienen el potencial de llegar a un público más amplio y, desde la perspectiva del asistente, exigen un nivel de compromiso mucho menor. Para alguien reacio a incurrir en el gasto de asistir en persona, el formato virtual puede parecer una buena alternativa.

Por ello, algunos sostienen que los eventos virtuales son más adecuados para una duración corta y para la captación de clientes potenciales, mientras que la duración más larga y la generación de clientes potenciales en deberían reservarse para los eventos presenciales.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en que este marco ordenado represente realmente las preferencias de los asistentes. Algunos ven el potencial de los eventos virtuales para servir de campo de pruebas perfecto para todo tipo de contenidos que ayudarán a dar forma a la dirección de las agendas presenciales.

Los eventos presenciales deben aportar un gran valor

Para Joe Schwinger, CEO de MeetingPlay, el mayor nivel de compromiso que requieren los eventos presenciales es precisamente lo que los hace valiosos para el inbound marketing: Sólo asistirán aquellos que ya estén muy comprometidos con la marca. Del mismo modo, existe una expectativa implícita de que el evento ofrezca una experiencia de alto valor en persona. Los organizadores de eventos tienen que demostrar que están poniendo la alfombra roja para atraer nuevos negocios y mantener las relaciones existentes.

“Si nos fijamos en los sectores en los que trabajamos -farmacéutico, médico, tecnológico-, gran parte es una asociación bidireccional. Cuando una empresa invierte millones de dólares en esa relación comercial, quiere ver qué obtiene de ella, y ese mensaje puede transmitirse mejor en persona”.

– Joe Schwinger, director general de MeetingPlay

Pierre Metrailler, director general de SpotMe, tiene una visión ligeramente diferente del mismo fenómeno. Cree que los eventos más largos son cosa del pasado, incluso para los formatos presenciales. Si los organizadores de eventos quieren atraer a los asistentes a un evento presencial de tres días, tendrán que “sobornarlos”: “Quizá si incluyen un viaje a Bali con todo incluido como parte del paquete, la gente vendrá”.

Metrailler cree que los eventos presenciales más cortos siguen teniendo atractivo, pero no está convencido de que los clientes actuales los prefieran a las alternativas virtuales. Debido a lo mucho que se juegan tanto el asistente como el organizador del evento, los eventos presenciales tendrán que asegurarse de ofrecer la mejor experiencia posible. Los organizadores no pueden dar por sentado que los asistentes preferirán automáticamente los eventos presenciales simplemente por la experiencia más cercana.

Evento virtual: expansión del mercado Vs investigación de mercado

La otra cara de la moneda es que los eventos virtuales requieren un menor nivel de compromiso por parte de los asistentes. A menudo son accesibles a un coste mucho menor -a veces incluso gratis- y los participantes pueden abandonar en cualquier momento si empiezan a perder interés.

Por un lado, esto supone la promesa de atraer a nuevas audiencias que pueden estar dispuestas a probar un compromiso de bajo riesgo. ¿Pero cómo influirá este nivel de compromiso diferente en el contenido de los eventos?

Schwinger cree que los eventos virtuales tendrán que mantener su mensaje tan ampliamente aplicable como sea posible. Las marcas tienen el potencial de llegar a un público mucho más amplio, pero deben centrarse en el conocimiento de la marca a gran escala más que en el contenido especializado. Los organizadores de eventos deben ser realistas sobre el potencial de generación de contactos. “El hecho de que se haya pasado de 8.000 a 70.000 participantes no significa que vayan a comprar el producto 70.000 personas”, explica. “Pero si no hay un riesgo financiero significativo, ahora tienes globos oculares en tu contenido”. Para adaptarse a las preferencias de visualización del público online, Schwinger sugiere mantener la experiencia del usuario lo más sencilla posible, ofreciendo una selección limitada de contenidos cortos y accesibles.

Cuando se trata de actividades en eventos presenciales, Schwinger recomienda ofrecer temas de sesiones mucho más especializados, con contenidos que rozan el material de formación. Los organizadores deben asumir que los asistentes en persona ya han investigado sobre la marca y buscan una conversación más profunda.

Aunque Metrailler está de acuerdo en que los planificadores de eventos deben diseñar sus eventos virtuales teniendo en cuenta la expectativa de un bajo nivel de compromiso por parte de los asistentes, tiene una perspectiva diferente sobre lo que esto significa para el diseño del evento.

Metrailler cree que el compromiso virtual debe estructurarse en torno a lo que él llama “microcompromisos”. Pone el ejemplo de una encuesta de NPS enviada por correo electrónico: si los asistentes pueden responder haciendo clic en una escala numérica interactiva dentro del propio correo electrónico, los índices de respuesta aumentarán. “Sólo hay que esperar un clic del asistente”, dice.

Si la experiencia de los asistentes virtuales debe ser lo más fluida posible, ¿significa eso que el contenido también debe ser diferente? Metrailler no lo cree así. En cambio, cree que los participantes virtuales funcionarán como un grupo de discusión para los eventos presenciales, que generalmente implican un nivel de inversión mucho mayor. Hay más margen para tantear el terreno con los asistentes virtuales, y el entorno virtual puede ser especialmente adecuado para este tipo de investigación de mercado.

Por ejemplo, aunque los eventos virtuales pueden facilitar la deserción de los asistentes, esto los hace mucho más valiosos en términos de identificar el contenido más atractivo. Además, todas sus acciones pueden ser rastreadas mediante el análisis de datos. Los organizadores del evento podrán identificar no sólo qué sesiones fueron las más populares, sino también qué segmentos de la sesión tuvieron la mayor participación. ¿Abandonaron los asistentes la pantalla? Por el contrario, ¿respondieron a una encuesta o hicieron un comentario en la sección de chat? La plataforma virtual puede proporcionarle toda esta información.

Según Metrailler, estas métricas de participación no sólo ayudarán a los organizadores de eventos a identificar qué contenido incluir en los eventos presenciales, sino también a quién invitar. Sólo para los clientes potenciales más cualificados,  las conferencias más cautivadores  se llevarán a cabo.

¿Qué pasa con el compromiso durante todo el año?

Metrailler cree que los eventos virtuales y presenciales de un organizador de eventos deben contribuir a una estrategia de compromiso de marca continua y permanente. No se trata tanto de la duración de un solo evento, sino de mantener la atención del público durante todo el año a través de una serie de puntos de contacto diferentes.

“Convierta su evento en una máquina de contenidos”, insta Metrailler. Cree que los eventos presenciales también pueden ser un vehículo para la creación de contenidos, pero que los formatos virtuales facilitarán la automatización del proceso de edición. Las analíticas ayudarán a los organizadores a identificar los clips que deben incluirse en los reportajes más destacados.

Del mismo modo, algunas plataformas pueden ofrecer marcadores que permitan a los espectadores saltar a la sección de mayor interés (lo que Schwinger llama “punto caliente”) de un vídeo más largo. Incluso los contenidos producidos en eventos presenciales acabarán llegando a la audiencia online, lo que a su vez facilitará un tipo de selección automatizada similar.

Los asistentes que repitan podrán también ver su historial de visionado de un vistazo, con la opción añadida de integrar recomendaciones basadas en sus comportamientos anteriores. La plataforma actuará entonces como una biblioteca de contenidos de facto.

Las plataformas virtuales pueden llegar a desempeñar un papel similar al de las ferias, en las que las marcas compiten entre sí por la atención del público. Según este modelo, las plataformas podrían recomendar contenidos a las marcas en función de su asistencia y su historial de participación. Por el momento, el contenido de los eventos sigue aislado en espacios de marca. “Queremos crear una experiencia dirigida a una marca concreta“, explica Metrailler.

¿Qué pasa con los eventos híbridos?

A pesar de toda la expectación que despiertan los eventos híbridos, puede que no sean tan populares como algunos preveían inicialmente. Según Schwinger, la mayoría de sus clientes han pedido formatos sólo presenciales o sólo virtuales, y Schwinger subraya que ambos formatos pueden aprovecharse de forma independiente.

“No hay que forzar la palabra de moda en la planificación. Los eventos híbridos pueden funcionar, pero una combinación de eventos presenciales y virtuales también puede funcionar. Debe ofrecer el formato que mejor se adapte a la categoría de asistentes a la que quiere llegar”.

– Joe Schwinger, director general de MeetingPlay

En definitiva, tanto los proveedores de tecnología como los organizadores de eventos siguen trabajando en una fase experimental. No hay respuestas correctas o incorrectas, y el campo está maduro para la innovación.

En conclusión

Los eventos virtuales y presenciales pueden funcionar más como universos paralelos que como dos extremos diferentes del viaje del cliente. Dicho esto, el bajo nivel de compromiso que se exige a los asistentes virtuales influirá inevitablemente en la estrategia de marketing de un evento. ¿Los eventos virtuales se orientarán principalmente hacia el contenido de la parte superior del embudo, o ayudarán a identificar las tácticas más eficaces de la parte inferior del embudo de marketing?

A fin de cuentas, los distintos enfoques de los formatos de los eventos significarán, en última instancia, más datos para tomar decisiones eficaces en el futuro. Y no hay razón para creer que las diferentes escuelas de pensamiento no puedan combinarse finalmente en las mejores prácticas posibles.

Si te interesa desarrollar cualquier un evento en formato presencial, virtual o híbrido, contacta con Orquidea Technology Group, para que podamos asesorarte sobre cual es el que mejor se adapta a tus necesidades y objetivos.

Artículo original: https://www.eventmanagerblog.com/marketing-format-influence-function

Con los eventos presenciales aún en espera por tiempo indefinido, los eventos virtuales están empezando a parecer una gran opción para los profesionales del marketing, pero también un poco intimidantes. Para la mayoría, los eventos virtuales representan una función completamente nueva; un área que estamos aprendiendo juntos como industria. En un esfuerzo por aclararlo todo y hacer que comparar y evaluar el software de eventos virtuales produzca menos dolor de cabeza y sea más zen, hemos recopilado este glosario completo de eventos virtuales: los términos que necesitas conocer, y los más comunes que circulan por Internet. 

Con el auge de este nuevo tipo de eventos, han surgido una gran cantidad de nuevas plataformas de eventos virtuales para apoyarlos, dejando a los planificadores con muchas opciones, muchas preguntas y una base de conocimientos bastante pequeña para decidir entre estas nuevas plataformas en base a sus necesidades en los eventos. 

Y lo que es más importante, muchos ni siquiera saben realmente qué buscar, o qué es lo que realmente están buscando. ¿Qué es un Event Hub (o centro de eventos)? ¿Cuál es la diferencia entre una reunión online y una transmisión? ¿Qué es exactamente un proveedor de streaming? 

Lo básico 

Todo evento virtual necesita unos cuantos componentes básicos. Estos son los elementos imprescindibles para los eventos online: piezas de su “pack” de software para eventos virtuales que son importantes para la funcionalidad, no sólo para la experiencia. 

Proveedor de streaming

En términos más sencillos, tu proveedor de streaming es el servicio que te permite compartir vídeo en directo con otra persona. Todos nosotros hemos utilizado probablemente un servicio de este tipo en el pasado, empezando por Skype a principios de la década de 2000 y pasando por las tecnologías más populares de hoy en día, como Zoom, Google Hangouts y GoToMeeting. 

La complejidad añadida aquí es la diferencia entre esos populares servicios de streaming. Una búsqueda de “la mejor herramienta de transmisión de vídeo” es esencialmente inútil sin tener primero una idea del tipo de reunión que estás tratando de tener; no usarías Google Hangouts para una conferencia de mil personas de la misma manera que no usarías Facebook Live para llamar a tu madre. 

Por eso, recomendamos empezar por el qué antes de llegar al cómo cuando se trata de transmitir. Piensa en el tipo de sesiones que vas a celebrar: ¿talleres para grupos reducidos? ¿Sólo conferencias para una gran audiencia? 

Desgraciadamente, no existen diferentes nombres para los mejores tipos de servicios de streaming para diferentes casos de uso, así que tendrás que evaluar cada uno; así sabrás por dónde empezar. (Analizaremos esto más abajo) 

Event Hub (o plataforma de eventos) 

Una pregunta habitual es cuál es la diferencia entre un evento virtual y un seminario web y tiene mucho que ver con el Event Hub. Mientras que un proveedor de streaming crea una conexión de vídeo o la función, la plataforma de eventos se encarga de todo lo que ocurre alrededor del flujo de vídeo: la experiencia. 

En un seminario web, te conectas y ves a alguien hablar, y luego te vas. En un evento virtual, es posible que quieras conocer a otros asistentes, visitar a los patrocinadores, charlar con los organizadores del evento, descargar y ver contenidos escritos y a la carta, etc.; y puedes volver a visitar esas oportunidades antes y después de varias sesiones, igual que harías si asistieras a un evento en directo. 

Así que, para dar una definición sencilla, una plataforma de eventos es un lugar virtual de eventos; el equivalente digital de una sala de exposiciones. El lugar en el que los asistentes se pasean antes y después de los ponentes y las sesiones; donde se encuentran con los demás y contigo, con los patrocinadores y donde interactúan con otros contenidos además de los ponentes. 

No decimos esto sólo porque las plataformas de eventos sean una de nuestras soluciones: los centros de eventos son esenciales para organizar eventos en línea sólidos y valiosos. 

Páginas de registro y landings 

Si has organizado un evento en vivo en el pasado, es probable que hayas utilizado software para su registro y landings, no se puede organizar un evento virtual sin ambos componentes, y hay algunas nuevas necesidades importantes que vienen con el formato virtual. 

El registro es la forma de recopilar la información de los asistentes y decidir quién puede entrar el día del evento. En los eventos virtuales, es importante “proteger” el contenido; mantenerlo fuera de las manos de quienes no se registran para no perder valor para ti ni para tus interesados. Aunque la mayoría de los proveedores de streaming tienen alguna funcionalidad de registro, suele ser bastante limitada e ineficaz cuando se trata de controlar realmente el evento. 

Una buena plataforma de registro te permitirá configurar tus eventos de manera que los inscritos se inscriban en el evento en su conjunto, y luego en las sesiones individuales. Esto te permite cobrar correctamente por evento o por sesión, y protege los enlaces de los no inscritos al exigir a los visitantes que se registren en la plataforma de eventos antes de acceder a sus transmisiones en directo. 

El software de registro hace mucho trabajo por ti, así que asegúrate de elegir uno que te permita cobrar los pagos, personalizar tus preguntas con lógica condicional, que se integre con tu CRM, que te ayude a comunicarte con tus asistentes y que te permita continuar con tu experiencia de marca a través y más allá de tus páginas de registro.  

Tu landing page es la forma de comercializar tu evento a los asistentes potenciales; tu oportunidad de convencerlos de que se registren. Aunque el aspecto y el contenido de las páginas dependen de ti, recomendamos que utilices las mejores prácticas para las landings en marketing y te asegures de poder crear páginas landing, de registro y del event hub a través del mismo proveedor. 

Vídeo 

Podría decirse que el pilar central de cualquier evento virtual es el vídeo; el intercambio de contenidos de una cabeza parlante a otra. Sin embargo, no todos los flujos de vídeo son iguales, y el tipo de sesiones que organice tendrá mucho que ver con los tipos de vídeo que necesite. 

Reunión 

Una palabra que llevamos usando toda la vida, ahora con un contexto totalmente nuevo. En los eventos virtuales, una reunión es un tipo de sesión en la que quieres que todos los participantes tengan la oportunidad de compartir vídeo y hablar; no sólo un presentador dando una conferencia. Estas son las mejores para sesiones de 50 asistentes o menos y se ejecutan en plataformas de streaming como GoToMeeting, Zoom y Microsoft Teams. También puedes utilizar una plataforma de reuniones para organizar conversaciones 1:1 entre los asistentes, o entre los asistentes y los patrocinadores. 

Nota: Probablemente no llamarás a estas reuniones “reuniones” a su público; serán talleres, mesas redondas, grupos de discusión, sesiones de trabajo, etc. La palabra “reunión” aparecerá sobre todo cuando hables o evalúes a los proveedores de streaming y tus necesidades para un tipo de sesión, por ejemplo: “Estoy organizando una serie de talleres y necesito una herramienta de reunión virtual”. 

Webinar 

Otro de los que más conocemos, pero ahora con algunos añadidos. Por definición, los webinars son videoconferencias en las que un ponente imparte contenidos a una audiencia, que a veces puede interactuar a través del chat y las encuestas, pero no puede utilizar el vídeo ni los micrófonos. Son mejores para sesiones de 50 asistentes o más, pero dependiendo de tu proveedor pagarás una barbaridad por encima de los 500 asistentes más o menos (a continuación, hablaremos de qué hacer para esas sesiones). Algunos proveedores de webinars conocidos son Zoom Webinar, ON24, GoToWebinar, webinar.net y BlueJeans. 

Otra nota: de nuevo, es probable que no llames a estas sesiones “webinars” a su audiencia. Serán conferencias, charlas y otros tipos de sesiones menos interactivas. 

Streaming en vivo 

Las retransmisiones son la mejor opción para tus eventos y sesiones más grandes, y son una forma estupenda de llegar a una audiencia (prácticamente) ilimitada. Las retransmisiones permiten al orador ofrecer contenidos a su público, pero no siempre incluyen chat y encuestas, y nunca permiten al público utilizar el vídeo o los micrófonos. Piensa en los servicios habituales de las redes sociales, como Facebook e Instagram Live, que son plataformas de difusión. 

Cuando se trata de eventos virtuales, las retransmisiones son una forma estupenda de gestionar sesiones de más de 500 asistentes sin arruinarse pagando por audiencias ampliadas en servicios de seminarios web. Y no dejes que la falta de interacción con la audiencia te asuste; siempre puedes añadir chat, encuestas y otros servicios de participación junto a tu vídeo de transmisión en tu event hub. Algunas de las herramientas de transmisión más comunes son YouTube Live, Vimeo Livestream y Facebook Live. 

Es importante tener en cuenta que, si vas a utilizar un servicio de transmisión, es esencial que utilices una plataforma de eventos (como las que manejamos en Orquidea) que te permita incrustar el vídeo; de lo contrario, tu público sólo estará en el viejo YouTube, distrayéndose con la sección de “otros vídeos que podrían gustarte” y dejando tu discurso para ver tutoriales de maquillaje. 

Y, por supuesto, la nota siempre presente: casi nunca llamarás a estas sesiones “retransmisiones” a tus asistentes. Las retransmisiones son, por lo general, conferencias magistrales, sesiones de todo el evento, como las de bienvenida, y otras conferencias de gran envergadura. 

A la carta 

El vídeo a la carta u On-Demand es, esencialmente, cualquier vídeo en el que el presentador no esté en directo. Piensa en todos los vídeos de YouTube o Netflix. 

La mayoría de las veces, el vídeo a la carta se utiliza como contenido de apoyo para los eventos virtuales, en lugar de las sesiones principales a las que se inscribe el público. El formato a la carta también es ideal para ofrecer sesiones históricas; si un participante se ha perdido una sesión, podrá acceder a su grabación desde la plataforma del evento como contenido a la carta. También puedes utilizar el formato a la carta para seguir “ejecutando” tu evento fuera de las horas programadas; los inscritos pueden incluso venir después del día del evento y ver el contenido en su tiempo, ampliando la longevidad de tu evento. 

Dicho esto, no es descartable utilizar contenido pregrabado para su sesión “en vivo”, pero eso entra en una categoría ligeramente diferente… 

Falso directo 

Falso directo es lo que se llama reproducir contenido grabado a una audiencia en vivo como si el propio contenido estuviera ocurriendo en vivo también. 

Muchos vendedores de eventos optan por utilizar este tipo de vídeo para una conferencia en sí, y luego cambiar al directo para las preguntas y respuestas. Otra gran opción es transmitir ese contenido a la carta, pero estar en directo en el chat para responder a las preguntas a medida que se desarrolla. En cualquier caso, piensa en el simulacro como un formato On-Demand Pro; vídeos pregrabados con un componente en directo. 

Engagement 

La participación es otro elemento importante que diferencia un evento virtual de un seminario web. Permitir que tu audiencia interactúe contigo, con los ponentes, con los patrocinadores y con el contenido añade un montón de valor para todos y asegura que los asistentes se queden durante todo el evento. 

1:1 

1:1, o uno a uno, es justo lo que parece: una reunión entre dos personas, normalmente fuera de una conferencia u otra sesión oficial. 

En los eventos virtuales, vale la pena contar con una plataforma de eventos que permita a los asistentes buscar a los miembros del público inscritos, a los vendedores de la empresa, a los representantes de los patrocinadores, etc. y reservar reuniones individuales con ellos directamente. 

Dependiendo de la plataforma de eventos que elijas, las reuniones 1:1 permanecerán dentro de tu evento o se redirigirán a un proveedor de streaming. Mantener las reuniones dentro de la plataforma de eventos ayuda a evitar la deserción de la audiencia; cuando rediriges a los asistentes a otro lugar, corres el riesgo de que no vuelvan. 

Encuesta 

Las encuestas no son nada nuevo, pero mientras que antes había que levantar la mano o, en los eventos más sofisticados, responder a encuestas en una aplicación para conectar con un ponente, las encuestas suelen estar integradas en el proveedor de streaming que se utiliza para la sesión. 

Las encuestas consisten en hacer preguntas al público y que éste responda, normalmente de forma anónima. El sondeo ayuda al orador a conocer a su público, ayuda al público a guiar a los oradores para que hablen de la información que es importante para ellos, y te ayuda a recoger datos que pueden ser útiles en las ventas y en el marketing más adelante 

Aunque muchos servicios de seminarios web vienen con encuestas integradas, si quieres añadir encuestas a su reunión, transmisión o simplemente a la plataforma de eventos, siempre puedes hacerlo a través de un tercero integrado. 

Q&A 

Las preguntas y respuestas son un lugar para que tu audiencia deje preguntas, y para que tú o tus ponentes las respondan. “¿Por qué no utilizar simplemente el cuadro de chat?”, estarás pensando. Te escuchamos. Aunque el chat puede funcionar como Q&A, las herramientas específicas de Q&A pueden ayudarte a organizar y gestionar tus preguntas cuando tienes muchas. Puedes marcar lo que ha sido respondido, reconocer que una pregunta ha sido vista, designar preguntas para respuestas escritas o respuestas en vivo de los ponentes, y archivarlas una vez que han sido respondidas para que tu equipo no se vea inundado de volumen. 

Chat 

El chat es un lugar en el que tu público puede conversar; añadir sus opiniones sobre algo que acaba de decir un orador, introducir una idea y hablar entre ellos sobre lo que está ocurriendo en directo. Básicamente, el chat es la forma en que tu audiencia hace cualquier cosa menos preguntas, y es una gran forma de crear comunidad dentro de tu evento. 

Aunque el chat está integrado en casi todos los proveedores de streaming que puedas imaginar, hay terceros que ofrecen el chat. Algunas plataformas de eventos como las que ofrecemos en Orquidea también pueden incluirlo. 

Stands Virtuales 

Otra palabra que hemos usado siempre, los stands tienen un aspecto un poco diferente en los eventos virtuales. En el pasado hemos pensado en ellos como stands físicos donde los asistentes podían conocer a los expositores, y en el virtual son más o menos… exactamente lo mismo; sólo que en línea en lugar de en persona. 

Un stand suele ser una subpágina, o página de patrocinadores, en la plataforma del evento. Los asistentes pueden hacer clic en ellos y empezar a interactuar con el contenido del patrocinador, desde vídeos hasta descargables e imágenes, e incluso stands en 3D. La plataforma del evento también debe permitir que los asistentes interactúen directamente con los patrocinadores, desde el chat hasta las reuniones instantáneas 1:1 y los formularios de contacto. 

Otras cosas buenas que hay que saber 

Las palabras anteriores representan los componentes de un evento virtual, pero hay algunos otros términos que se mezclan con ellos y que pueden infundir temor en los corazones de los vendedores no técnicos. Por suerte, ninguno de ellos da tanto miedo. Aquí hay algunas cosas buenas que hay que saber: 

Incrustar / Embedding 

Incrustar algo significa ponerlo en otra página de Internet. Si incrustamos un vídeo en esta página, podrás hacer clic en el botón de reproducción y verlo aquí mismo, sin abrir ninguna ventana o pestaña nueva. El contenido y las funciones que se pueden incrustar son importantes para crear una experiencia unificada y fácil de navegar, así que asegúrate de que todos tus proveedores -especialmente tu plataforma de eventos- permiten incrustarlo fácilmente. 

Pack 

Es la colección de tecnologías que utiliza para permitir un único objetivo. Por ejemplo, un pack de marketing puede incluir un CRM, una herramienta de publicación, plataformas de medios sociales, software de páginas de aterrizaje, y una serie de otras cosas.  

API 

Debido a que los eventos virtuales tienden a venir con un montón de diferentes piezas de software (pack), puede ser beneficioso para crear conexiones API entre ellos para que pueda enviar fácilmente la información, como los datos de registro de uno a otro. Y eso es exactamente lo que es una API; es una conexión entre dos piezas diferentes de software que les dice cómo interactuar entre sí. Un buen ejemplo es la integración de su software de registro con tu CRM: en lugar de descargar los datos de uno y cargarlos en el otro (cruzando los dedos para que se correspondan), una conexión API puede sincronizar los datos automáticamente. 

Cuando se habla de integraciones, lo más probable es que se hable de conexiones API. Una gran plataforma de eventos tendrá muchas integraciones incorporadas y te permitirá crear más fácilmente.  

En conclusión 

Los eventos virtuales no tienen por qué ser desalentadores, a pesar de que todos los técnicos de tu equipo hablen de packs, API y HTML. De hecho, ninguna de las cosas mencionadas anteriormente requiere que seas un experto en tecnología en lo más mínimo: sólo un comprador inteligente.  

Si todavía te sientes un poco perdido, consulta con nosotros, en Orquidea Technology Group y te guiaremos a través de todos los pasos para la planificación de tus eventos virtuales, e híbridos incluyendo la elección de la tecnología específica para llevarlos a cabo con éxito. 

Artículo original en Swoogo.

Como cualquier disciplina, los eventos evolucionan continuamente con el tiempo. El año 2020 desafió a todos los sectores, y también aceleró especialmente la evolución de los eventos y el marketing de los mismosEn este artículo analizaremos varias tendencias de marketing de eventos virtuales para este 2021. 

Todo el sector valoró los eventos virtuales como una gran respuesta y solución a todas las inseguridades que genera la situación producida por el Coronavirus, así que la gran mayoría de empresas se han sentido motivadas a adaptarse y dejar aparcadas las vías tradicionales para aprovechar los beneficios de los eventos online. 

Según varias fuentes reconocidas en marketing, estas serán las tendencias destacables este año en el marketing de eventos virtuales; y veremos cual será el papel de los eventos online este año en el marketing B2B (business-to-business). 

1. Se centrarán las métricas de los eventos en el valor y en impulsar resultados 

A medida que el marketing ha evolucionado, los responsables de marketing de eventos se están volviendo inseparables de sus departamentos de marketing. A partir de esta evolución se les exige el mismo tipo de objetivos de ingresos y normas de información que a otros profesionales del marketing B2B. Por ejemplo, los prospectos calificados por las ventas (SQL), la generación de proyectos y los ingresos cerrados son las métricas comunes que se miden, porque demuestran los verdaderos resultados comerciales, en lugar de sólo la actividad.  

Otros indicadores clave de rendimiento, como los clientes potenciales de marketing (MQL), siguen siendo importantes, pero están cambiando para mejor gracias a los nuevos datos. Los datos de los asistentes a los eventos pueden capturarse en todos los puntos de contacto digitales y analizarse de forma más exhaustiva, contextual y predictiva que nunca. Esto permite a los responsables de marketing de eventos y B2B comprender qué clientes potenciales tienen una alta intención de compra, y este conocimiento ayuda a informar sobre dónde enfocar sus esfuerzos de marketing. El resultado final es que los profesionales del marketing pueden maximizar las audiencias de asistentes más lucrativas, así como dirigirse a aquellos que todavía no están preparados para comprar con el contenido y las campañas correspondientes, basándose en el punto en el que se encuentran en el recorrido del comprador. 

Esto elimina las conjeturas tradicionalmente asociadas a las deficiencias de las medidas de marketing tradicionales y aumenta el valor de todas las métricas y KPI que aprovechan. También proporciona a los profesionales del marketing, una importante herramienta en su arsenal para comprender mejor el compromiso y utilizar sus conocimientos para impulsar verdaderos resultados empresariales.  

2. Se priorizará la comodidad, la intimidad y la personalización en los eventos virtuales para crear comunidad con la audiencia

Antes de COVID-19, asistir a un evento en persona significaba dedicar tiempo (y concentración), ya que requería viajar físicamente y participar durante un periodo de tiempo determinado. Para atraer a los asistentes y mantener su atención, los eventos presenciales eran intrínsecamente inmersivos. Aunque los asistentes podían seguir consultando el correo electrónico en sus teléfonos y portátiles, estaban físicamente separados de su vida cotidiana y en condiciones de estar presentes y comprometidos con el evento.  

Ahora, los eventos se han trasladado a Internet y la gente trabaja desde casa, lo que conlleva muchas distracciones. Los organizadores de eventos se enfrentan al difícil reto de crear compromiso, al tiempo que se adaptan a la vida de los profesionales de hoy en día y ofrecen experiencias de alta calidad en cuanto a redes y contenidos. La realidad actual del trabajo desde casa también exige accesibilidad desde cualquier dispositivo, para que los asistentes puedan participar mientras dan un paseo, recogen a los niños del colegio, entre reuniones importantes, etc. Este cambio de los eventos presenciales a los virtuales ha hecho que tanto la intimidad como la comodidad sean las características a las que los organizadores de eventos tienen que aspirar para tener éxito.  

Debido a estos cambios, la tecnología utilizada para facilitar los eventos hoy en día tiene que adaptarse a entornos más pequeños e íntimos. Se trata de un cambio importante en el sector del marketing de eventos, que parece reflejar el modo en que el marketing B2B se ha vuelto más personalizado e individualizado con el tiempo para maximizar el rendimiento. Aquí es incluso donde los eventos virtuales pueden brillar, por encima de los formatos presenciales, ya que pueden ofrecer personalización y experiencias íntimas de una manera que es difícil de conseguir en persona. 

Tendencias de marketing de eventos virtuales para este 2021

3. El concepto de compromiso con el evento será elevado

El compromiso de los asistentes siempre ha sido algo que ha preocupado a los planificadores de eventos, pero ha cobrado vida propia en el último año. A medida que se han ido ampliando las capacidades, tanto los planificadores de eventos como los patrocinadores y los ponentes, pueden utilizar herramientas como las encuestas, las preguntas y respuestas, la mensajería, la creación de redes, las videoconferencias y otras funciones dinámicas destinadas a facilitar la interacción en tiempo real para mantener la atención de los asistentes e impulsar el compromiso general.  

Las mismas soluciones pueden recopilar y dar sentido a los datos mejor que nunca, ayudando a los organizadores de eventos y a los responsables de marketing a entender cuáles de sus esfuerzos dieron lugar a la máxima participación. Estos datos también se convierten en el motor del que se derivan conocimientos prácticos sobre la audiencia, que informan sobre cómo maximizar la participación en sí misma, así como los resultados empresariales que el evento pretende impulsar. 

Aunque el valor de la participación de los asistentes es bien conocido, también hay un enorme beneficio para los patrocinadores y los anfitriones de los eventos que permanece en gran medida inexplorado. Por ejemplo, los nuevos puntos de contacto digitales entre los patrocinadores y los asistentes a los eventos virtuales pueden utilizarse para proporcionar información sobre la intención que antes no se captaba. En lugar de salir de una feria con un tazón de tarjetas de visita, como lo hacían antes, los patrocinadores ahora pueden acceder a un gran volumen de datos de compromiso que son procesables y pueden ayudarles a lograr un ROI mucho mayor de un evento.  

4. Los profesionales del marketing de eventos formarán parte del equipo de marketing a medida que el software de eventos se convierta en parte de las herramientas de MarTech (la tecnología aplicada al marketing)

A lo largo de la última década, las funciones de los responsables de marketing de eventos han evolucionado, de forma similar a como lo han hecho las funciones de los responsables de marketing B2B para centrarse más en los datos y en los resultados. La demanda de datos ha hecho que estos dos mundos antes dispares se unan de una manera realmente poderosa, alineando los objetivos de estas unidades antes dispersasLos equipos de eventos se están fusionando con los de marketing, dando paso a métricas combinadas y medidas de engagement que informan sobre la forma en que la unidad de negocio centralizada impulsará los ingresos y creará conciencia para su organización.  

Del mismo modo, las plataformas de eventos en línea y móviles pueden integrarse con otras plataformas de marketing, lo que hace que el fomento de la participación de los asistentes y la obtención de clientes potenciales de alto rendimiento sean más fluidos y predecibles. En lugar de una tecnología que antes se utilizaba como una inversión única y que se implementaba y gestionaba individualmente, las empresas ven cada vez más el software de eventos virtuales como una pieza importante de su conjunto de MarTech que se integra completamente con otras soluciones. Esta cohesión dejará su huella en 2021, y muchos, muchos años más en el futuro.  

A todos nos sorprendieron los acontecimientos de 2020, y 2021 podría traer su propia marca de incertidumbre. Pero si los profesionales del marketing y los organizadores de eventos han aprendido una lección en este último año, es cómo ser verdaderamente resistentes y ampliar los límites de su creatividad. 

Todos seguiremos adelante con esta nueva sensación de resistencia, y estaremos ansiosos por ver cómo se desarrollan nuestras predicciones en el espacio de la tecnología y el marketing de eventos. Desde Orquidea Technology Group te asesoraremos para aplicar todas estas tendencias e implementar herramientas y software de eventos para que estos sean siempre un éxito. 

Artículo original aquí.