Debido al auge de las redes sociales y la innovación de las plataformas de marketing para eventos, cada vez es más fácil crear experiencias de networking y aprovecharlas para convertir a tus asistentes en clientes. El desafío es garantizar que el evento sea un verdadero éxito para ellos, por lo que antes de comenzar, vale la pena formular las siguientes preguntas: 

  • ¿El evento es interesante para la audiencia que quieres atraer? 
  • ¿Habrá suficientes actividades atractivas? 
  • ¿Habrá un buen equilibrio entre ocio y oportunidades de networking? 

 

1. Se claro sobre el propósito del evento

La clave para comercializar un evento es aclarar las razones por las cuales se está llevando a cabo. ¿Es una oportunidad para que los asistentes conozcan más sobre tu marca o para que entren en contacto con tus socios o patrocinadores? 

Es algo obvio pero a menudo se pasa por alto. Ser transparente sobre el propósito del evento mejora la disposición de los asistentes. 

Una forma de conseguirlo es comenzar las comunicaciones antes del evento, explicando a los asistentes que ocurrirá en el evento e incluso poniéndolos en contacto con tus comerciales o patrocinadores. Esta es una excelente manera de romper el hielo y anticipar las posibles asociaciones comerciales. 

 

2. Haz que todos ganen

Elige una fecha apropiada y selecciona un lugar de fácil acceso tanto para los asistentes, con posibilidad de aparcamiento y transporte público. 

Ten en cuenta que las reuniones matutinas, como los desayunos, también pueden ser muy productivas. Por lo general, comienzan con una breve presentación de un ponente invitado, seguida de una sesión de preguntas y respuestas. 

 

3. Crea un evento cómodo

El toque humano también es un factor determinante para el éxito. Asegúrate de que la comida y las bebidas tienen una buena presentación, de que la decoración y el diseño de la habitación predispongan positivamente a los asistentes y de que el personal de asistencia sepa responder ante cualquier emergencia o duda. 

 

4. Mantenlo personal

Ten en cuenta que cuanto más grande sea el evento, más difícil será establecer una ruta para cada uno de ellos y personalizar su experiencia, de modo que debes definir el equilibrio entre asistencia y oportunidades de negocio. 

Una forma de mantener el trato personal es hablar con todos, agradecerles su asistencia y recordar sus nombres. Utilizar un formato y un lenguaje familiar aumentará la sensación de comodidad. 

 

5. Promociona el evento

Conseguir asistentes requiere una promoción efectiva con mucha antelación e incluso compartir estrategia con socios y patrocinadores para aumentar las bases de datos. 

Los eventos pequeños se divulgan mejor a través de las redes sociales, los anuncios y las publicaciones en blogs o vídeos de prescriptores.

El listado de ponentes, los horarios, los testimonios de eventos anteriores y una lista de los beneficios de la asistencia pueden ayudarte a vender entradas. 

Descubre 7 recomendaciones para convertir a los ponentes en patrocinadores del evento.

 

6. Realiza el seguimiento

Una vez que el evento haya terminado, recuerda hacer un seguimiento a los invitados para agradecerles su asistencia y continuar obteniendo más de ellos. 

Si surgió una oportunidad de negocio, realiza un seguimiento y programa una serie de acciones para conseguir tu objetivo, aprovechando la información que obtuviste en el evento. 

Las redes sociales como LinkedIn pueden ser un gran lugar para conectar a tus comerciales con los clientes y añadir valor a las relaciones comerciales.